ENTREVISTA: JUAN CORRALES, CEO DE FLYABIT E IMPULSOR DE HIMNOTIZADOS

ENTREVISTA: JUAN CORRALES, CEO DE FLYABIT E IMPULSOR DE HIMNOTIZADOS

Flyabit es una agencia de Audio Branding y Comunicación Digital especializada en la construcción de marcas desde el ámbito del sonido con capacidad estratégica creativa y de producción tanto sonora como digital.

Desde su creación en 2011, ha trabajado para algunas de las principales marcas en España como Telefónica, Línea Directa, NH Hotel Group o Suntory Schweppes. El equipo de Flyabit es responsable de los proyectos de identidad sonora de marcas como Renfe, Digital+ o Vivaz.

Juan Corrales es Licenciado en Empresariales por la UA de Madrid, master en ebusines por ICADE y cursos de economía en UCLA y composición musical en Berkeley School of Music. comienza su carrera profesional en Dell Computer como analista financiero.

Muy ligado desde joven como artista y ejecutivo a la industria de la música y del audiovisual, fue Manager General de las operaciones Latinoamericanas y Director Europeo de Cine y Televisión en Peermusic. Entra en la industria publicitaria y de la marca de la mano de Contrapunto, donde desarrolla su carrera especializándose en el área Digital y de Innovación, pasando por las ramas de marketing relacional, así como Director General de desarrollo y comunicación interactiva en Contrapunto BBDO.

¿Qué es el audio branding? ¿Crees que el audio branding es importante para las marcas políticas? ¿y para el resto de marcas?

El audiobranding es la construcción de marca desde el sonido, y nos permite conseguir objetivos tales como la notoriedad, el recuerdo, o la asociación de valores con nuestra marca. Eso lo podemos hacer usando recursos sonoros y musicales, como la voz, la música, efectos sonoros, y dentro de un entorno en el cual el audio va a ser el principal elemento de interacción, el principal interfaz con los dispositivos. Es absolutamente fundamental que cualquier marca tenga una estrategia de audiobranding muy definida.

¿Crees que el himno es importante para representar los valores de los partidos políticos?

Sí, sin duda. El audiobranding es muy importante para las marcas políticas, porque tiene una gran necesidad de generación de recuerdo, de empatía y de notoriedad, con sus votantes y simpatizantes, y también con la genialidad del público objetivo. Sin duda, en un entorno tan denostado, digamos tan milipendiado como el político, el poder utilizar recursos como pueda ser la música o los signos en este caso, que permitan una vía mucho más, de alguna manera, dulce, de llegar y de generar emociones, y vinculación de valores y notoriedad con los usuarios y con el público final, es realmente muy importante.

Tras haber realizado este estudio, ¿por qué crees que se valora mejor los himnos que los partidos políticos?

En nuestro estudio hemos visto que utilizando los signos de los partidos políticos consiguen asociar emociones y valores muy importantes en la mente de los usuarios. De hecho, en la inmensa mayoría de los casos esos valores y emociones que generan los signos, tienen que ver y están alineados con lo que sería el territorio expresivo de las marcas. En algunos otros casos, no están perfectamente definidos, pero sin lugar a dudas es muy importante lo que sería el himno para poder asociar valores a una determinada marca política.

¿Por qué crees que a los españoles les da vergüenza admitir que les gusta el himno de otros partidos políticos? (Hacer alusión al ejemplo de que a los votantes del PSOE les encanta el himno del PP, aunque declaran que representa la corrupción)

Los himnos tienen una doble función o perspectiva. Por un lado, son una música persé, y esa música se tiende a valorar bien. La música generalmente viene a ser un elemento emocional, expresivo, afectivo, que de alguna forma tendemos a valorar y tendemos a generar criterios positivos alrededor de ella. Pero por otro lado, la música también tiene una asociación, de tanto en cuanto es un elemento de branding, es un recipiente que provoca asociaciones, entonces cuando ya desvelas la marca y se asocia esa música a una determinada marca política, ya si que aparecen algunos elementos que pueden no ser necesariamente positivos asociados a esa música, porque ya tiene que ver lo que es el histórico de lo que la gente tiene en su cabeza asociado con la marca política.

¿Cómo se ha realizado el estudio? ¿qué se ha analizado?

Cuando escuchamos un himno de un partido político, por un lado, escuchamos lo que es la música, y la música como tal nos puede gustar o nos puede no gustar, pero generalmente, tiende a gustar esa música. Por otro lado, también lo que escuchamos es un elemento sonoro que nos provoca una asociación, es un recipiente que provoca asociaciones de marca, y ahí es cuando viene incorporado lo que sería el sesgo, a lo que sería la marca, ese partido político, y puede estar o no cercano a lo que nosotros nos pueda gustar, es decir, podemos tener afinidad o no ideológica con ese partido político. Cuando no coincide esa afinidad ideológica puede que provoque una cierta reacción o contraste con lo que puedas sentir, con luego por otro lado, lo que es la marca política. Por ejemplo, le pusimos a una persona por la calle, a una chica, una determinada música de un partido y le pareció fantástica, le encantaba, y lo que le salía de dentro es que le gustaba mucho y hasta le emocionaba, y cuando le dijimos la marca política que en este caso era Vox, decía “dios, ¡no!”, y sin embargo, aquí lo que vemos es que está muy bien construidos en términos de marca y de emocionalidad. Pero, por otro lado, cuando esta chica ve que se genera un contraste de lo que a ella realmente piensa ideológicamente, con por otro lado lo que siente, y esto es lo que hemos analizado en el estudio, lo que racionalmente tú dices, pero, por otro lado, lo que por dentro tú sientes cuando escuchas esas músicas o esos signos.

Este estudio obtiene unas conclusiones para la población en general respecto a un tema muy sesgado como es la ideología política, ¿cómo se ha conseguido una muestra representativa que sea neutral?

Lo que realmente sucede es que las músicas nos gustan, y los signos en general nos gustan, con independencia de cuál sea el partido político. Si no desvelas la marca, a la gente de forma natural le sale que le pueda gustar una determinada música, y cuando desvelas la marca ahí es cuando sale el sesgo, de alguna manera, de cuál sea su afinidad política. No es tanto que te de vergüenza o que no te de vergüenza reconocer que te gusta algo, puede que a veces no tengas claro que te gusta algo, pero sin embargo internamente sea así, y luego por otro lado, es cierto que puede que tú tengas una afinidad política determinada y que de alguna forma te cueste reconocer que te gusta algún elemento de otro partido político. Pero lo que está claro, es que la música de alguna forma pasa por encima también de lo que sería un sesgo ideológico, y tiende a vincularnos de forma afectiva y emocional con una determinada marca, aunque no sea la de nuestro partido político.

En el estudio se habla que el himno es muy importante para la marca de los partidos políticos, ¿cree que hay personas cuya decisión de voto podría verse modificada por el himno del partido?

Bueno, pues hemos sometido a una población de personas a la tortura de escuchar los cinco himnos de los principales partidos políticos de España, y lo que hemos analizado han sido dos cosas: por un lado, las respuestas racionales y cuantitativas a unas preguntas que tienen que ver con los signos, tales como si les suena esa música, si la asocian a una determinada marca, que tipo de emociones despierta, etc. Pero, por otro lado, utilizando técnicas de neuromarketing, por eso no solamente hemos hecho el estudio en Flayabit, sino también con la gente Adhara Research, y lo que hemos conseguido es saber no solo lo que la gente dice, si no lo que la gente realmente siente cuando escucha estos himnos. Hemos analizado sus respuestas faciales y nos han salido cosas realmente muy interesantes.

Conclusiones más importantes y explicación de cómo y por qué se llega a ellas.  

La muestra está normalizada, y está perfectamente equilibrada, lo que sería la población que es afín a uno u a otro partido político, y nos permite perfectamente sacar las conclusiones que damos en el estudio. Otra cosa sería si quisiéramos ir más allá en una segmentación mucho mayor, como decir la cantidad de personas votantes del PSOE en Galicia y varones dicen esto, pues hasta ahí no podemos llegar. Pero sin duda, las conclusiones a las que llegamos son perfectamente factibles.

La toma de decisión de voto es una toma de decisión compleja, hay muchos factores que influyen en esa toma de decisión. Uno de ellos, sin lugar a dudas tiene que ver con lo que sería el himno o la música, que de tanto en tanto aporta recuerdo, aporta notoriedad, aporta valores de marca, aporta emocionalidad… y lo que nos sale en el estudio es que sí que aporta positivamente a la intención de voto hacia uno u otro partido. Otra cosa es, que yo sea decisivo, o que realmente tenga que ver que mi decisión cambie de un partido a otro exclusivamente por la música, pero sin duda es un factor que predispone al voto y que ayuda al voto.

Una primera conclusión tiene que ver con la enorme importancia y la enorme capacidad que tiene la música para construir marca, para construir emociones, para generar valores, para generar recuerdo, para generar, digamos, una notoriedad de una marca, y eso nos ha salido perfectamente en el estudio. Eso nos sucede cuando analizamos en Flayabit no solamente lo que son marcas políticas, si no cualquier otro tipo de marca. La gran potencia de la música, digamos como herramienta de construcción de marca y herramienta para construir objetivos de comunicación y marketing.

Otra segunda conclusión, puede ser que los partidos políticos utilizan de forma correcta sus himnos, y bien hay todavía, un gran espacio para la mejora. Se valora de forma positiva la música, y se valora de forma mucho mejor que los propios partidos en sí mismos.

Y una tercera conclusión, tiene que ver con que sin lugar a dudas a los españoles nos gusta la música, nos gusta la comunicación emocional, y con independencia de cuál sea nuestra afinidad política o nuestra ideología, nos puede llegar a gustar sin lugar a dudas la música de otro partido.

FLYABIT

AGENCIA:  QMS COMUNICACIÓN

TLF: 913 43 12 86

 

 

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies